Viajando con Tu Tabla de Surf 7 Tips

24 ene 2020 Por venturavan. En Blog Comentarios (0)

Un surfer ama conquistar nuevas olas, y por ello suele viajar a menudo buscando un sport diferente. A la hora de programar tu viaje debes tener en cuenta algunas cosas importantes, dependiendo del modo de transporte que elijas.

"Viajando con tu tabla de surf"

Viajando con tu tabla de surf

  1. Si viajas en tren es posible que no te permitan llevar la tabla contigo. En Renfe por ejemplo, muchas veces no te dejan llevarla. Pero, siempre debes averiguar los requisitos de la compañía ya que en algunas estaciones son más flexibles, y tal vez permitan que la lleves.
  1. Si optas por moverte en autobuses, infórmate antes de viajar. Es probable que tengas que facturarla pagando un precio no muy elevado.
  1. Si vas a viajar en avión, deberás preguntar si te permiten llevar la tabla y si debes reservar con antelación. Si te dicen que puedes viajar con la tabla, antes de embarcar debes asegurarte de que cumple con el peso y las medidas permitidas por cada aerolínea, además de facturarla, si se trata de vuelos de corta y de media distancia.
  1. Si planeas hacer tu escapada en coche, caravana o autocaravana tendrás libertad para viajar donde quieras, y recorrer todos los spots que desees. Sólo procura transportar con seguridad tus tablas de surf, y si sales de la comunidad europea, debes tener en cuenta las reglamentaciones de aduana de cada país.

Coloca las tablas una sobre otra en la baca, con las quillas en la parte delantera del coche. Asegúrate de que no se resbalen y fijalas bien, usando cinchas de buena calidad.

  1. Viajar en un Ferry es una opción bastante flexible, porque permite que te traslades con las tablas y todo el equipaje que puedas cargar tú mismo. Y si vas con el coche, podrás viajar con todo el equipaje que quepa dentro de él.

Por lo general las navieras no tienen una política tan restrictiva con respecto al equipaje, y  es una excelente opción  para llevar tu coche y  recorrer el destino elegido a tu gusto, sin tener que depender de los horarios de transporte público, ni gastar en alquilar un coche.

  1. Para transportar tu tabla, limpia, quítale la cera y envuélvela en plástico de burbujas. Una funda apropiada será la mejor opción para que llegue intacta a destino.
  1. Si tienes dudas sobre cómo llevar tu tabla en los distintos medios de transporte, infórmate en las escuelas de surf, pregunta a los surfers más avanzados, investiga en foros o participa en los grupos de las redes sociales.

De este modo, no sólo te enterarás de lo que quieres saber, sino que también lograrás conocer gente con tus mismas aficiones y otros datos valiosos, como restaurantes, lugares de interés y hasta podrás conocer los spots menos concurridos, que tienen excelentes olas.

Comentarios

Comentarios