¿A qué edad se puede empezar a surfear?

24 sep 2020 Por venturavan. En Blog Comentarios (0)

Si has notado que a tus niños les gusta pasar mucho tiempo disfrutando del agua, una tabla de surf es un buen regalo para que se inicien en este deporte desde pequeños.

Esta debe ser segura y eficiente para que los pequeños aprendan. Si la tabla elegida no es la adecuada, ellos pueden perder rápidamente el interés.

¿A qué edad se puede empezar a surfear?

Cuándo empezar a surfear?

Si tienes dudas para elegir la tabla correcta, aquí te contamos algunos detalles a los que debes prestar atención:

-Los niños a partir de los 2 o 3 años ya pueden comenzar sus primeros pasos en el surf, teniendo sus primeras experiencias con  pequeñas olas. Las prácticas deben ser  siempre  seguras, con chaleco salvavidas y de la mano de instructores o padres que tengan en cuenta las reacciones del niño, sus necesidades y capacidad de aprendizaje.

-Si se trata de niños que tienen entre 4 a 6 años, estos ya pueden moverse de manera un tanto más independiente pero siempre bajo la supervisión de adultos.

– La tabla de surf puede ser una Softboard o una tabla de fibra. Para comenzar, lo recomendable es escoger una tabla ancha que brinde estabilidad al niño y le permita mantenerse en pie sobre las olas hasta dominar la técnica. Escoge aquellas que sean fabricadas con espuma EPS ya que aportan durabilidad y resistencia.

– Si los niños solo van a la playa un par de veces al año  y tienes un presupuesto limitado para comprarles su primera tabla, las Softboards o tablas blandas son las más indicadas. Son maniobrables, brindan mayor estabilidad y tienen mayor capacidad de flotación.

Ideales para que se pongan rápidamente de pie y se diviertan entre las olas, sin sufrir accidentes por golpes con la tabla.

– Las tablas de surf mínimas, como las mini bugs son indicadas para los más pequeños ayudarán a que aprendan en menor tiempo y a  que se sientan cómodos con su tabla, tanto dentro como fuera del agua. Existen también  juegos de quillas con borde de goma para una mayor seguridad.

-Si crees que ellos ya  tienen un buen nivel de coordinación dentro del agua, elige tablas cortas como las Mini Malibú o Evolutivas, que hacen más fácil la remada y el take off.

-Y si quieres que la tabla les dure al menos una temporada, las tablas Fish resultan adecuadas si los niños van a pasar mucho tiempo en la playa, ya que las pueden usar a medida que van creciendo.

Sin duda la tabla que elijas para ellos les hará mucha ilusión y querrán estrenarla cuanto antes. Disfruta de pasar tiempo junto a ellos, ya verás que una vez que dominen la técnica  ¡Pronto los verás moviéndose en el agua con tanta destreza como los peces!

Comentarios

Comentarios