Autocaravana y Cuidados Invernales Referidos al Agua

5 abr 2019 Por venturavan. En Blog Comentarios (0)

Si eres un aventurero amante de la naturaleza y decides viajar en los meses de bajas temperaturas y constantes lluvias, hoy te damos algunas ideas sobre cómo evitar algunos de los problemas invernales que puedes tener con respecto al agua, así te asegurarás de poder usar sin problemas el fregadero, la ducha o el lavabo.

"Autocaravana y Cuidados Invernales Referidos al Agua"

Cuida tu autocaravana  en invierno ¡Toma nota!

  • Cuando la temperatura es muy baja, es recomendable que dejes la llave de paso abierta para evitar que se rompa, o bien que se abra una grieta en el tubo, ya que el agua cuando se congela aumenta su volumen.

– Antes de acostarte no olvides vaciar los grifos, a fin de que no se congele el agua que puedan tener dentro. De esta manera no se reventarán ni los tubos ni los grifos. ¿Cómo hacerlo correctamente? Pues debes desconectar la bomba y luego abrir los grifos para que salga el agua que haya quedado en los caños.

– También es importante que no olvides forrar los tubos exteriores del desagüe con aislante, para ayudar a evitar el congelamiento del agua.

– Si necesitas disponer de más agua en tu autocaravana, es posible instalar de forma rápida y sencilla un depósito auxiliar. Por lo general se instala a través del portón trasero y se conecta con el depósito de origen mediante una tubería y una bomba de agua. Esta bomba se activa en caso de que el primer depósito quede vacío, duplicando las reservas de agua hasta unos 120 litros más de agua limpia.

Un especialista en el tema puede asesorarte mejor sobre cuál es el tamaño adecuado del depósito que debes instalar, ya que va a aumentar el peso de la autocaravana.

Y si tu plan es aparcar la autocaravana por unos meses, ten en cuenta estas recomendaciones para que tu casa rodante se conserve en buenas condiciones y esté preparada para usarla en la próxima temporada:

-Lo ideal es guardarla bajo techo durante los meses fríos, para evitar que el agua y las bajas temperaturas provoquen daños.

-Si no tienes otra opción que dejarla a la intemperie, debes vaciar en un sitio autorizado todos los depósitos para que, en caso de congelación, no se dañen las tuberías o la bomba del agua.  Deja los grifos abiertos con la bomba del agua desconectada.

-Ya que tu autocaravana va a estar parada durante un largo periodo de tiempo, es fundamental ventilarla a menudo y controlar si hay humedad en el interior.

-Deja los armarios entreabiertos para permitir que el aire circule y para que no haya malos olores. Lubrica las juntas de las puertas y las cerraduras con un producto absorbente para evitar problemas de humedad.

Siguiendo estos consejos disfrutarás de una autocaravana bien mantenida y preparada para iniciar el viaje cuando quieras.

Comentarios

Comentarios